Frecuencia cardiaca y la sangre

Frecuencia cardiaca

La frecuencia cardiaca es el número de veces que se contrae el corazón durante un minuto (latidos por minuto). Para el correcto funcionamiento del organismo es necesario que el corazón actúe bombeando la sangre hacia todos los órganos, pero además lo debe hacer a una determinada presión (presión arterial) y a una determinada frecuencia. Dada la importancia de este proceso, es normal que el corazón necesite en cada latido un alto consumo de energía.

Valores normales de la frecuencia cardiaca en reposo y en el ejercicio.

  • Reposo - Pulsaciones por minuto
    Adulto Sedentario: Entre 70 y 90
    Adulto en forma: Entre 60 y 80
    Deportista: Entre 40 y 60
  • Ejercicio aeróbico - Pulsaciones por minuto
    Adulto Sedentario: Entre 110 y 130
    Adulto en forma: Entre 120 y 140
    Deportista: Entre 140 y 160
  • Ejercicio intenso - Pulsaciones por minuto
    Adulto Sedentario: Entre 130 y 150
    Adulto en forma: Entre 140 y 160
    Deportista: Entre 160 y 200
    Las cifras normales de la respiración son:
    Niños de meses: 30-40 por minuto
    Niños hasta 6 años: 26-30 por minuto
    Adultos: 16-20 por minuto
    Ancianos: < menos de 16 por minuto

Sangre

En realidad, no hay una medida exacta pues la cantidad de sangre varía de organismo en organismo, dependiendo de ciertos factores como el peso, la altura, la edad y el sexo.
Por lo anterior, consideraremos que una persona adulta puede tener entre 4.5 y 6 litros de sangre, así que diremos que el cuerpo humano de un adulto tiene una media de 5litros de sangre.
La función básica de la sangre es la de transportar ciertos elementos necesarios para nuestra supervivencia por todo el cuerpo, como por ejemplo el oxígeno o las plaquetas.

Compartir Facebook Twitter Google Whatsapp LinkedIn Pinterest Print this page Email
Posted in Noticias.